Julio 2017

Tocar en un grupo es lo mejor del mundo, pero también conlleva mucha dedicación y sacrificio.

Hace unos meses, Adán nos explicó que había tomado la decisión de dejar la banda para poder dedicarse a otros proyectos.

Han sido 6 años sin parar, volcados cada día en esto, casi sin vida más allá del grupo, y aunque es difícil para todos, lo entendemos y queremos agradecerle todo lo vivido hasta aquí, que no habría sido ni la mitad sin él. Sirva el concierto del pasado sábado en Burgos como la guinda a tantos momentos y recuerdos compartidos.

Y ahora... toca seguir adelante, con las ganas del primer día. Cuidaos mucho y hasta pronto.